Consejos para el mantenimiento de tu caldera este invierno

Corporativo , Instalaciones , Productos 01/02/2021

Consejos para el mantenimiento de tu caldera este invierno

Alarga la vida útil de tu caldera

Un correcto mantenimiento de tu caldera es tan importante como fundamental para alargar su vida útil. Cierto es que su durabilidad depende en gran parte de la calidad de tu caldera, pero un correcto mantenimiento y cuidado ayudará a conseguir ahorrar más en tu factura, vivir de forma más sostenible, mejorar la eficiencia de tu hogar y reducir tu huella energética sin renunciar al confort

En este post te recomendamos algunos consejos para el buen mantenimiento y funcionamiento de tu caldera este invierno.

Comprueba la presión

Es necesario comprobar periódicamente la presión del agua en la instalación, ya que con el paso del tiempo, suelen perderla. La presión de la caldera, en frío, debe tener una presión entre 1 y 1,6 bares. En funcionamiento es normal que la cifra se eleve, normalmente ½ bar. 

En el caso de que la presión disminuya, debes avisar a tu instalador puesto que es posible que haya una fuga o pierda agua por la llave de vaciado o válvula de seguridad de la caldera.

También se recomienda comprobar el circuito de la caldera. Éste debe estar lleno de agua y las llaves de salida y retorno de calefacción abiertas. 

Comprueba los termostatos de la caldera

La temperatura de los termostatos de regulación de la caldera, deben encontrarse en 70ºC y el de ambiente debe estar situado en 20 ºC.

Revisa el indicador de la caldera para asegurarte de que sus valores son los adecuados y, en caso de que sea necesario, introduce más presión al circuito si es posible. Si tienes dudas a la hora de subsanar esta anomalía, no dudes en revisar el manual del aparato o ponerte en contacto con el servicio técnico. 

Comprueba el estado de las llamas del quemador

Otro de los aspectos a tener en cuenta para el buen mantenimiento de la caldera es el color y estado de las llamas del quemador. 

Asegúrate de que las llamas son azuladas, no producen ningún tipo de olor ni tampoco humo.

Purga los radiadores

Si algún radiador produce ruido, se debe purgar y volver a llenar lentamente la instalación hasta 1,3 bares

Para purgar los radiadores, deberás desconectarlos, tener la caldera apagada y en frío llenar la instalación. Como recomendación, se deberían purgar al menos una vez al año para su correcto mantenimiento.

Inspecciones y revisiones periódicas

Realizar revisiones periódicas de tu caldera es uno de los puntos clave para su correcto mantenimiento. Las suelen realizar los operarios de las compañías donde hayas contratado el servicio de suministro.

Es fácil. Es Sanitrit.

Como líderes en depuradores sanitarios te animamos a seguir estas recomendaciones. Si quieres alargar la vida útil de tus equipos, en Sanitrit ofrecemos diferentes equipos para calderas. Haz click aquí.