Consejos para el mantenimiento de tu inodoro

Corporativo , Instalaciones , Productos 05/11/2021

Consejos para el mantenimiento de tu inodoro

Consejos para el mantenimiento de un inodoro 

El váter es uno de los elementos sanitarios que más se utiliza en una casa. Una persona media tira de la cadena entre cinco y seis veces al día, lo que supone casi 2.000 veces al año. Los inodoros representan casi el 30% del consumo de agua de su baño, por lo que mantener estos accesorios de fontanería esenciales en buenas condiciones es imprescindible.

Aunque los inodoros no requieren mucho mantenimiento, es necesario realizar algunos cuidados y limpiezas regulares para mantenerlos en buenas condiciones de uso. Además, si se observan fugas, problemas de descarga u otros problemas con el inodoro, es mejor abordarlos de inmediato en lugar de ignorar el problema, lo que puede conducir a un daño más significativo y mayores problemas en el aseo.

Productos de limpieza que pueden dañar el inodoro

La limpieza frecuente mantendrá el inodoro en buenas condiciones; sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos productos de limpieza pueden ser más perjudiciales que beneficiosos. Se recomienda evitar el uso de productos de limpieza "en la cisterna", ya que pueden dañar las juntas de los mecanismos del interior de la misma que son necesarios para descargar el inodoro.

En su lugar, mantenga el inodoro limpio aplicando periódicamente una solución dentro del inodoro. Utilice agua y jabón para limpiar el asiento y el pulsador.

Cómo comprobar si hay fugas en el inodoro

Un inodoro que no funciona correctamente es aquel cuya válvula de cierre, que controla el flujo de agua desde el tanque hasta la taza, se ha desprendido o dañado, provocando una transferencia continua de agua dentro del mismo. Los inodoros con fugas pueden desperdiciar hasta dos litros de agua por minuto, lo que aumenta rápidamente la factura del agua.

Para comprobar la existencia de fugas en un inodoro de forma periódica, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Colocar unas gotas de colorante alimentario en el agua de la cisterna.

  • No utilizar el inodoro durante 20-30 minutos.

  • Después, examinar el agua de la cisterna.

  • Y si ha aparecido algún colorante en la taza del inodoro, hay una fuga que debe ser atendida.

Cómo desatascar el desagüe del inodoro

El desagüe del inodoro puede parecer amplio, pero en realidad es bastante pequeño. Los inodoros están diseñados sólo para manejar los desechos humanos y el papel higiénico, así que hay que evitar arrojar cualquier otra cosa en la taza.

  • Si se obstruye el inodoro, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Cortar el agua con la llave de paso de emergencia situada en la pared, detrás y debajo de la cisterna, para evitar que se desborde.

  • Utilizar un desatascador para tratar de eliminar el atasco y que éste pueda ser expulsado por las tuberías.

  • Si el uso de un desatascador no funciona, también se puede utilizar una sonda de inodoro para eliminar el atasco.

  • En ningún caso se debe verter un limpiador químico en el inodoro; los productos químicos agresivos dañan las tuberías.

  • Si no se puede reparar un inodoro atascado por uno mismo, se debe contactar con un fontanero profesional para que preste asistencia.