Ventajas e Inconvenientes de un inodoro suspendido.

Corporativo , Instalaciones , Productos 23/01/2019

Ventajas e Inconvenientes de un inodoro suspendido.

Llega la nueva moda de los lavabos y los baños: El inodoro suspendido. Pero, ¿sabes lo que es? Tal y como su propio nombre indica, son lavabos o bidets que están enganchados a la pared y por eso parece que estén suspendidos. Su aspecto visual de mayor ligereza, mayor modernidad y mayor facilidad a la hora de la limpieza, han provocado que sean todo un reclamo y que ya se muestren en los catálogos de las principales marcas de decoración. Por esta razón, hemos decidido explicaros toda la información sobre un inodoro suspendido, ventajas e inconvenientes. Así que, sin más preámbulos, empecemos con las ventajas y desventajas.

Ventajas de un inodoro suspendido

Los inodoros y bidets suspendidos resultan ser más agradables a la vista. Su aspecto combina la ligereza visual con la modernidad, aspectos que les dotan de protagonismo en diseño interior de baños. También, poseen unas proporciones y dimensiones que hacen que sean mucho más elegantes que los baños tradicionales, ya que al estar suspendidos mantienen oculta la cisterna y se muestran con una geometría más limpia.

Por otro lado, un aspecto muy importante, la facilidad de limpieza. Al no estar en contacto con el suelo, la suciedad será mucho más fácil de recoger y fregar. Sin lugar a duda, la limpieza es una de las ventajas competitivas de los inodoros suspendidos respecto a los inodoros tradicionales. Además, si eres una persona alta, podrás poner el inodoro a la altura que tu quieras y que te resulte más cómoda. Por último, cabe destacar que hay inodoros suspendidos. Este sería un pequeño resumen de todas las ventajas de un inodoro suspendido.

Inconvenientes de un inodoro suspendido

En cuanto a los inconvenientes de un inodoro suspendido, podemos encontrar que la cisterna se mantiene oculta en la pared que está enganchado el indoro. De esta manera, tenemos que tener en cuenta que el tabique que aguante el lavabo deberá tener un grosor mínimo de 8 cm. Así que debemos encontrar espacio para la cisterna empotrada.

Por otro lado, se necesita de un especialista para la instalación del inodoro, ya que puede resultar ser muy compleja y no son fáciles de instalar. Por último, la altura. Aunque pueda parecer una tontería, hay muchas personas que se sienten inseguras al estar suspendidas y no les gusta prescindir del apoyo. Sin embargo, este inconveniente acaba desapareciendo con el tiempo.

SFA Sanitrit: Inodoro suspendido

Hasta aquí el post del blog de hoy, si estás pensando en instalar un inodoro suspendido, SFA Sanitrit es tu mejor opción. Sin reformas ni obras, tan sólo necesitamos 1 día para la instalación. Si quieres convertir una habitación en un cuarto de baño, pincha aquí. Además, con nuestros diferentes tipos de inodoros suspendidos, podremos adaptarlo a tu baño pequeño o grande. Es fácil, es Sanitrit.

SANIWALL Pro UP

SANIPACK Pro UP

SANICOMPACT COMFORT

SANIWALL Pro

SANIPACK